Blogger Template by Blogcrowds.

Olodumaré: "manifestación material y espiritual de todo lo existente". Dios supremo de la religión Yoruba.

De verde, rojo, amarillo, negro y blanco, colores que no por casualidad constituyen su logo y rostro como organización, representando a los bosques ecuatoriales africanos, la sangre de la Raza Negra, el oro de África, el orgullo de la Raza Negra y la Paz mundial (respectivamente); Olodum se para de cara al mundo para enfrentarlo e invitarlo a danzar.

Evitando que la realidad transcurra por un costado, niños, niñas, jóvenes, adultos y ancianos, eligen el cantar y bailar cómo método de resistencia y forma de vida.

El siguiente es un artículo traído desde la web Educa con TIC:


--- --- ---


Nada mejor que este movido vídeo para introduciros el interesante proyecto que hoy os traemos...

Pasear por el interesante barrio del Pelourinho, en Salvador de Bahia, es una de las experiencias que toda persona que visite Brasil va a recordar de por vida. El barrio ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO y el nombre "pelourinho" hace referencia a un mecanismo de tortura de esclavos. Y es que además del nombre, la cultura que dejaron los esclavos y que se ha ido mezclando con otras tradiciones, es uno de los componentes básicos del barrio, acompañado también por la pobreza y por niños y niñas de la calle.

Hace ya más de 30 años, en 1979 se creó la escuela Olodum, una mezcla de escuela de música y percusión, con programa social y comunitario:

"La finalidad es formar grupos de percusión, teatro y danza integrados por niños y jóvenes del barrio, que viven en plena pobreza. La primera banda musical fue un éxito y la escuela se convirtió en centro de participación cívica y formación que capacita laboralmente a los chicos y adolescentes afrodescendientes." (Wikipedia)

A través de la música, el teatro, el canto y el baile, se trabajan habilidades y capacidades para que los jóvenes participantes tengan algunas herramientas para afrontar su situación y un futuro poco esperanzador. Además, reforzando su identidad, cultura y tradiciones.

El taller de liderazgo, es un taller obligatorio para todos los miembros de la Escuela Olodum, utiliza la metodología del psicodrama en educación, con el objetivo de educar para la ciudadanía, en un modo de vida sostenible, permitiendo el descubrimiento de su propia autoestima y su identidad étnica, a través de lo lúdico y creativo, y el fortalecimiento del protagonismo de los menores.

Las actividades desarrolladas en Olodum, complementan las realizadas en la escuela, ofreciendo a la vez, un entorno seguro y enriquecedor para los jóvenes, evitando el deambular por las calles y relacionarse con ambientes menos sanos. Buscan unir práctica y teoría, arte y tecnología, valores culturales comunitarios y globalización, para hacer viable su misión de desarrollar el ejercicio de ciudadanía y preservación de la cultura afro, por medio de las artes.

Estas actividades son:

Percusión, danza afro, canto / coral, "Empreendedorismo Cultural", informática cultural, seminarios, Festival de Música y Arte Olodum Mirim, Bloco Afro Olodum Mirim, talleres de Percusión y Danza Afro, consultoría a Escuelas Particulares, visitas guiadas, transferencia de tecnología social, etc.

En el blog de la escuela, podremos seguir más de cerca todas estas actividades:

Olodum se han convertido en un referente nacional e internacional, sirviendo de modelo a escuelas similares en Río de Janeiro, Brasilia, São Paulo, Sergipe.... Un modelo que propone actividades culturales para la gente joven, relacionadas con la música, el teatro, la danza, etc. para conseguir sus objetivos: combatir el racismo, fomentar la autoestima y el orgullo entre los afro-brasileños, y pelear por los derechos civiles de todos los grupos marginales.

Y su popularidad les llevó a participar y compartir proyectos con grandes artistas como Michael Jackson, Paul Simon, Roberto Carlos, Herbie Hancock, Wayne Shorter, Caetano Veloso, Ziggy Marley, Chico Buarque, Los Fabulosos Cadillacs, Daniela Mercury, etc. Y algunos de los participantes de Olodum se han convertido en grandes percusionistas.

Lo que en un principio eran simples ensayos callejeros, se convirtieron de pronto en espectáculos culturales de gran magnitud, atrayendo turistas y locales, un proceso que acompañó al desarrollo del propio barrio; rehabilitando edificios y aumentando la seguridad de los visitantes. Sirvieron como instrumento de animación y dieron impulso para desarrollar el proceso de revitalización cultural del Centro Histórico de Salvador, que estaba bastante degradado.

Así que cada domingo, al atardecer, los chicos y chicas de Olodum ofrecen un espectáculo único, que al son de los tambores, habla de identidad, cultura, dignidad, derechos sociales... y un futuro mejor para todos ellos.

Más información:

Wikipedia

Olodum

26 Noticias punto com

La Nación


0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal