Blogger Template by Blogcrowds.

IMM crea unidad “antigrafiti” para preservar espacios públicos

Las cuadrillas limpiarán los espacios afectados y aplicarán un barniz antipintadas

A. Cuenca


La Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) creará la unidad “antigrafiti” con la intención de proteger los espacios públicos de pintadas callejeras que, según las autoridades, afecta de forma permanente a casi la mitad de monumentos y plazas. Así lo explicaron la semana pasada en la comisión de Hacienda integrada con Cuentas de la Junta Departamental los responsables de Acondicionamiento Urbano de la comuna.

La nueva oficina será dependiente de la división Espacios Públicos y Edificaciones, que conduce Daniel Espósito. La tarea es realizada en la actualidad por una cuadrilla de cuatro funcionarios durante seis horas diarias, pero “no dan abasto”, explicó Espósito a El Observador. Por eso la nueva unidad tendrá cobertura las 24 horas del día “los 365 días del año”, adelantó el jerarca.

La inversión para el proyecto será, básicamente, en recursos humanos. El nuevo personal será contratado a organismos no gubernamentales (ONG) o cooperativas que a menudo mantienen convenios de trabajo con la Intendencia y se relacionan por medio del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Las cuadrillas saldrán a limpiar las pintadas existentes y cubrir con barniz antigarfiti los espacios que no fueron rayados.

“No vamos a dejar un solo grafiti”, prometió el director. “Vamos a declararle la guerra a quien está violentando las normas y disposiciones de Montevideo”, agregó.

La Intendencia identificó grupos de personas integrantes de “tribus urbanas” que intervienen con grafiti los espacios públicos, y a ellos apuntará directamente. “No tenemos que generalizar, la actitud fuera de lugar es de una pequeña minoría, pero que genera un serio perjuicio”, consideró el director de Espacios Públicos.

SIN PENA. Hasta la actualización por la vía legislativa del Código Penal, realizar un grafiti en un espacio público era tipificado como una “falta”. Sin embargo, luego de los cambios incorporados a la norma, la práctica no tiene sanción.

“El problema es la actitud liberal o el liberalismo en algunos de nuestros legisladores, que no se adecua con la realidad. No se tendrían que haber sacado del Código Penal esa falta; no consultaron a los que sabemos de esto, no tomaron consulta a los que peleamos en la calle a diario contra los que grafitean”, dijo Espósito a El Observador.

Si bien la administración de Ana Olivera no repetirá la inversión en espacios públicos que se realizó en el período de Ricardo Ehrlich (2005-2010), los jerarcas aspiran a mejorar los mecanismos de gestión y administración, para recuperar plazas y monumentos. La experiencia de guardaparques, por ejemplo, generó buenos resultados y será fortalecida.

La IMM piensa también ampliar el enrejado a las fuentes de la ciudad que sufren destrozos, y recuperar las que están fuera de servicio.

(Observa)


Fecha: 24/03/2011 | 06:28 | Montevideo, Uruguay

0 Comments:

Post a Comment



Entrada antigua Página principal